Un día nuestros sueños nos llevaron de vuelta a Canfranc...

... recordé mis primeros esquís en Candanchú, mis primeros campamentos en Canal Roya, mis primeros pasos como monitor de tiempo libre en la casa de colonias junto al río, mis primeras escaladas en el Coll de Ladrones. Cuántos primeros pasos en un mismo lugar. Pero sobre todo recordé aquel olor a aceite quemado de los trenes en la estación, su vestíbulo, la gente subiendo y bajando del tren, sus largas y agradables cuatro horas desde Zaragoza, montañeros, esquiadores...cómo ha cambiado todo, ¡qué abandono!
Por un momento entristecí mientras se desvanecían aquellas imágenes, como si del color pasasen al blanco y negro. Sentí la necesidad de hacer algo, y así fué. Ahora subo casi todos los fines de semana; veo como la Estación se transforma, me manifiesto por la reapertura del Canfranc, paseo por sus montañas, observo su naturaleza, fotografío sus paisajes, convivo con sus gentes y vuelvo a deslizarme por su nieve.
Pero lo mejor es que todo ésto no lo hago solo, sino con mi mujer y mis hijos. Y contagiamos a familiares y amigos. ¿Te contagias tú también?

13 nov. 2014

EL ARBORETUM DE CANFRANC

 Otra buena idea para mover el turismo familiar en el valle; el "Arboretum", un sencillo recorrido por el bosque para aprender a reconocer las especies arbóreas del valle, o por lo menos unas cuantas.
Tuve la suerte de hacer el recorrido en familia recién inaugurado; cogimos un folleto explicativo en la oficina de información donde vienen explicados los distintos tipos de árboles y marcados con círculos de distintos colores. Una vez en el bosque del Arboretum, sendero que comienza junto a las piscinas de canfranc Estación, se trata de que los niños vayan buscando árboles que lleven un medallón de color para identificarlo en el folleto, que busquen el camino que está marcado con flechas amarillas, e incluso que fotografíen las especies, recolecten sus hojas, coleccionen sus piñas o sus frutos...
Un sencillo paseo muy agradable para ocupar un buen rato con los niños.

Inicio del recorrido
Primera caseta de falsa cúpula
Segunda caseta de falsa cúpula
Señalización

 Nosotros aprovechamos para fotografiar todo lo que pudimos e hicimos nuestras anotaciones. De aquel paseo salió nuestra propia guía  de árboles y arbustos de nuestro bosque. Aquí os la dejamos por si os puede ayudar.


BOJ (Buxus Semprevirens)

ACEBO (Ilex Aquifolum)

FRESNO (Fraxinus Excelsior)

HAYA (Fagus Sylvatica)

SERBAL DE LOS CAZADORES (Sorbus Acuparia)

MOSTAJO (Sorbus Aria)

AVELLANO (Corylus Avellana)

MANZANO SILVESTRE (Malus Sylvestris)

MAJUELO (Crataegus Monogyna)

ARCE (Acer Platanoides)

PINO ALBAR (Pinus Sylvestris)

ABETO ROJO (Picea Abies)

ABETO BLANCO (Abies Alba)

ALERCE (Larix Decidua)

  LO MAS IMPORTANTE: RESPETAD EL SENDERO Y LAS ESPECIES Y PODREMOS VISITARLO CON LOS HIJOS DE NUESTROS HIJOS.




23 ago. 2014

A la Olla de Estivellas.

Un clásico paseo para forjar futuros montañeros, repleto de especies vegetales para fotografiar y aprender con la ayuda de una guía, a la vez que ejercitamos nuestras piernas y nuestros corazones.




 Boleto Anillado

 Violeta Blanca


 La Moleta

 Mucerón.

 Fresa Silvestre

El Borreguil de la Cuca

Grosellero de los Alpes

Ascensión a La Moleta (2576 m.) 5h. 30 min.

Aunque no era la primera vez, siempre hace ilusión llegar a la cumbre. La Moleta, una peculiar "muela" (de ahí su nombre), de fácil ascensión y con bonitas vistas cuando el tiempo lo permite. Y esta vez el tiempo no lo permitió, la méteo fue desfavorable, y aunque aguantó al principio, una vez en Fuente Elvira comenzó a llover. Aún recé al cielo para que no cayese mucho, pero a 200 m de la cima tuve que desistir. Otra vez será.
Al final quedó en una circular desde Picauvé a Fuente Elvira y descenso por el "Carretón"




Esas nubes no daban muy buena espina ya de mañana


 Aunque el cielo estaba negro, el suelo daba color (Aguileñas)

En Fuente Elvira comienza a Chispear





 Conforme asciendo la flora es más selecta (Edelweiss)
 Aún tenía la esperanza de que la cosa no fuese a más.
La Moleta estaba despejada.

En cinco minutos se cubirió todo desde el barranco de Ip,
 la lluvia arreció y se acabaron las fotos.