Un día nuestros sueños nos llevaron de vuelta a Canfranc...

... recordé mis primeros esquís en Candanchú, mis primeros campamentos en Canal Roya, mis primeros pasos como monitor de tiempo libre en la casa de colonias junto al río, mis primeras escaladas en el Coll de Ladrones. Cuántos primeros pasos en un mismo lugar. Pero sobre todo recordé aquel olor a aceite quemado de los trenes en la estación, su vestíbulo, la gente subiendo y bajando del tren, sus largas y agradables cuatro horas desde Zaragoza, montañeros, esquiadores...cómo ha cambiado todo, ¡qué abandono!
Por un momento entristecí mientras se desvanecían aquellas imágenes, como si del color pasasen al blanco y negro. Sentí la necesidad de hacer algo, y así fué. Ahora subo casi todos los fines de semana; veo como la Estación se transforma, me manifiesto por la reapertura del Canfranc, paseo por sus montañas, observo su naturaleza, fotografío sus paisajes, convivo con sus gentes y vuelvo a deslizarme por su nieve.
Pero lo mejor es que todo ésto no lo hago solo, sino con mi mujer y mis hijos. Y contagiamos a familiares y amigos. ¿Te contagias tú también?

15 feb. 2010

CON RAQUETAS POR CANDANCHÚ

Nuestro recorrido comienza junto a las taquillas de Pista Grande en la estación de esquí de Candanchú, junto a la pista de trineos. Desde allí ascenderemos suavemente hasta alcanzar la huella pisada por las máquinas de la estación, que sale en dirección ascendente dejando un pequeño Barranco (Sapos) a nuestra derecha y que nos lleva hasta un edificio de piedra de planta baja donde realizaremos un cambio de dirección con rumbo oeste, el cual siguiendo la pista por el fondo del valle nos depositará en un pequeño collado por donde discurren las pistas de fondo de la estación. Después de un pequeño repecho podremos reponer fuerzas , relajarnos y recrear nuestra vista y nuestro objetivo en un área de descanso habilitada con mesas y bancos. Desde aquí podremos observar todas las montañas que rodean el valle y a continuación seguir con el recorrido que nos sitúa en la frontera para de esta manera tener la posibilidad de caminar con un pie en cada país. Para ello deberemos cambiar nuestra dirección de marcha y siempre con la Raca en nuestro horizonte seguir las numerosas mugas que delimitan esta frontera y que nos llevarán en un contínuo sube y baja por la cresta del monte Candanchú, en cuyo término tomaremos una suave bajada que nos llevará a el edificio de piedra donde enlazaremos con el camino de ida para volver a la Estación.
Se trata de un fácil r
ecorrido de aproximadamente 1 hora sin contar las paradas, ideal para inicirse en el manejo de raqutas de nieve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario