Un día nuestros sueños nos llevaron de vuelta a Canfranc...

... recordé mis primeros esquís en Candanchú, mis primeros campamentos en Canal Roya, mis primeros pasos como monitor de tiempo libre en la casa de colonias junto al río, mis primeras escaladas en el Coll de Ladrones. Cuántos primeros pasos en un mismo lugar. Pero sobre todo recordé aquel olor a aceite quemado de los trenes en la estación, su vestíbulo, la gente subiendo y bajando del tren, sus largas y agradables cuatro horas desde Zaragoza, montañeros, esquiadores...cómo ha cambiado todo, ¡qué abandono!
Por un momento entristecí mientras se desvanecían aquellas imágenes, como si del color pasasen al blanco y negro. Sentí la necesidad de hacer algo, y así fué. Ahora subo casi todos los fines de semana; veo como la Estación se transforma, me manifiesto por la reapertura del Canfranc, paseo por sus montañas, observo su naturaleza, fotografío sus paisajes, convivo con sus gentes y vuelvo a deslizarme por su nieve.
Pero lo mejor es que todo ésto no lo hago solo, sino con mi mujer y mis hijos. Y contagiamos a familiares y amigos. ¿Te contagias tú también?

8 sept. 2009

LE CHEMIN DE LA MÂTURE

Pasados el túnel de Somport y el fuerte del Portalet, a la entrada de Etsaut, encontramos el puente de Cébers, nuestro punto de partida. Siguiendo el GR-10 nos dirigimos hacia el sur por una pista asfaltada, y en 15 minutos llegamos a un grupo de casas. En este punto tomamos un sendero que nos lleva al inicio del Chemin de la Mâture. Es un camino excavado en la roca a unos 150 metros sobre el barranco de las gorgas del Infierno. Tiene algo más de un kilómetro y en algún tramo no pasa de un metro de anchura. Fue construido en el siglo XVIII con el fin de transportar troncos de abeto para construir los mástiles de los barcos de la armada francesa.
Frente al "Camino de la madera" observaremos el fuerte de Portalet. Construido por el Rey Luis Felipe entre 1842 y 1870 para proteger el valle de Aspe de un posible ataque español. Hasta 1925 fue acuartelamiento de un regimiento de infantería. Durante la II Guerra Mundial estuvo ocupado por los alemanes y de 1941 a 1943 fue prisión para los Ilustres de la cuarta República Francesa. En 1945, tras la guerra, estuvo preso el Mariscal Pétain. Actualmente no se puede visitar, esperemos que al igual que el de Coll de Ladrones los rehabiliten y los podamos disfrutar. (1'30-2'00h.)
(No olvidéis la cámara de fotos)

No hay comentarios:

Publicar un comentario